29 dic. 2006

El Peregrino Inmobiliario


El peregrino inmobiliario toma notas. ¿Qué escribe en su cuaderno? ¿Son observaciones de un flaneur o un operateur?
Su estirpe es infinita, su genealogía inmortal en tanto la civilización humana permanezca en tierra. ¿Es la petulante autoridad con la que se desenvuelve en cualquier ámbito? ¿Quiénes son sus ayudantes, sus consejeros? Su familia, sus amigos, sus compañeros de magia, sus antepasados, sus maestros, ante quienes busca la emancipación, su propia muerte. El peregrino inmobiliario es un sonámbulo cautivo, la parte consciente de la superficie por donde marcha incansable, la abeja reina.
(La catástrofe reina).