23 jun. 2007

Acerca de las necesidades de una elección



Un programa de televisión informó de un experimento para medir el punto en que el egoísmo sustituye al altruísmo. Los investigadores habían tomado una mona que había parido recientemente y la habían puesto en una jaula especial. La madre amamantaba y aseaba a su criatura de una forma que probablemente no difería demasiado del comportamiento maternal de las esposas de los experimentadores. Luego le dieron a un interruptor y empezaron a calentar el suelo de metal de la jaula. Al principio, la mona se puso a saltar de acá para allá debido al malestar, luego chilló mucho, después se dedicó a apoyarse alternativamente en una pata y en otra, siempre sosteniendo a la criatura en brazos. El suelo estaba cada vez más caliente y el dolor del animal era más evidente. Llegó un momento que el calor del suelo se volvió insoportable y la mona tuvo que enfrentarse a una elección, como decían los experimentadores, entre el altruísmo y el egoísmo. Tenía que elegir entre un dolor intenso y tal vez la muerte con el fin de proteger a su hijo o poner a la criatura en el suelo y subirse encima de ella para librarse del daño. En todos los casos, antes o después, el egoísmo había triunfado sobre el altruísmo.

-extraído de Julian Barnes, Una historia del mundo en diez capítulos y medio